Dieta de las Cerezas

Cerezas - cereza

Para los momentos en los que es necesario depurar el organismo. Después de unos días de comilonas, de una alimentación demasiado calórica, cuando el cuerpo pide a gritos ser desintoxicado, es bueno recurrir a la dieta de la cereza.

Se trata de una dieta depurativa, únicamente, que sirve para limpiar el organismo gracias a las grandes propiedades nutritivas y depurativas que contienen estas pequeñas frutas rojas.

Su contenido en fibra, además, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y poseen un suave efecto laxante y diurético, con lo que ayuda a eliminar los líquidos.

Las cerezas aportan aproximadamente 60 calorías por cada 100 gramos de producto. Tienen un alto contenido de agua pero son ricas en azúcares, hecho que las vuelve no aptas para los diabéticos y las personas con sobrepeso.

Con la dieta desintoxicante de cerezas se consigue perder de 2 a 3 kilos en 3 días. Tiempo que dura la cura depurativa, durante la cual, solo se puede comer fruta. En cada comida se puede tomar hasta 200g de cerezas, deshuesadas y licuadas.

Precaución: No está indicada en personas con alguna disfunción renal o hepática, mujeres embarazadas, diabéticos, niños, ancianos y personas que padecen anorexia.

Investigaciones Novedosas

Una nueva investigación relaciona el polvo de cereza común o agria con menores niveles de colesterol, inflamación y peso y grasa corporal, todos factores de riesgo importantes de la enfermedad cardiaca.

Este último estudio, que se tiene previsto sea presentado por investigadores de la Universidad de Michigan en la reunión anual de la American Dietetic Association en Chicago, llegó a estas conclusiones tras alimentar a ratas obesas con polvo de cereza común.

Después de 12 semanas, las ratas tenían un 14 por ciento menos de grasa corporal pero conservaban la masa magra muscular, en comparación con las otras ratas que consumieron los mismos alimentos menos el polvo de cerezas. Las ratas que comieron las cerezas también perdieron cantidades significativas de masa corporal, sobre todo una pérdida de grasa "abdominal", un riesgo conocido para la enfermedad cardiaca, de acuerdo con la American Heart Association.

Las ratas que siguieron una dieta enriquecida con cerezas también redujeron sus niveles de colesterol en 11 por ciento. Los niveles de dos marcadores de inflamación conocidos relacionados con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca también descendieron entre 31 y 40 por ciento.

"La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte de los estadounidenses hoy día, así que es importante que continuemos buscando formas de que las personas mejoren su dieta para ayudar a reducir los factores de riesgo clave", enfatizó el coautor del estudio, el Dr. Steven F. Bolling, cirujano cardiaco del Centro cardiovascular de la Universidad de Michigan, en un comunicado de prensa del patrocinador del estudio, el Cherry Marketing Institute. "Sabemos que el exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca. Esta investigación nos ofrece un punto de apoyo más que sugiere que los cambios en la dieta, como la incorporación de cerezas, podrían reducir potencialmente el riesgo de la enfermedad cardiaca".

Los investigadores señalaron que el estudio animal es estimulante y conducirá a otros estudios clínicos en humanos para explorar la relación entre la dieta, el peso, la inflamación y la reducción del riesgo de enfermedad cardiaca.

Las cerezas agrias, que a menudo se venden en polvo, congeladas o en jugo, contienen antioxidantes potentes conocidos como antocianinas. Además de proveer a la fruta su rico color rojo, los estudios sugieren que los compuestos de esta planta podrían ser los responsables de los beneficios de la fruta para la salud.