Dieta de las Judías Verdes

Judias verdes - judias

Rica en vitaminas B6, C, ácido fólico y minerales, se aconseja desde muy temprana edad por su fácil digestión. Además resulta útil para tratar muchas enfermedades.

La popular judía verde se cultiva en casi todas las regiones de España. Como todas las verduras y frutas, lo ideal es consumirla durante la temporada en la que la tierra la ofrece. En el caso de las judías, aunque se pueden disfrutar durante todo el año, su estación natural es principios de verano.

Siempre en la dieta

Las judías verdes son muy digestivas y tienen un efecto diurético y depurativo. Además su riqueza en vitaminas B6, C, ácido fólico y en algunos minerales como el hierro, las hacen especialmente recomendables en la dieta diaria y se aconsejan para tratar múltiples dolencias.

Composición nutricional

Las judías verdes pueden formar parte de cualquier dieta de adelgazamiento ya que no contienen grasas, colesterol, ni sodio, son bajas en calorías (35 por cada 100 g) y además son ricas en fibra.

Las judías verdes también son una buena fuente de betacaroteno, antioxidante que protege a la piel, los ojos y las vías respiratorias. Asimismo y gracias a su aporte de fibra ejerce una acción mecánica de limpieza sobre la pared intestinal aliviando el estreñimiento y favoreciendo la eliminación de sustancias.

Compra y conservación

Algunos consejos pueden ser muy útiles a la hora de elegir y conservar las judías:

  • Las mejores y más frescas son las que no sobrepasan 15 cm de longitud.
  • Buen color, piel brillante sin manchas y firmeza y con las semillas prominentes indican dureza.
  • Si al quebrarlas aparece una gota de agua significa que son muy frescas.
  • e pueden guardar durante 5 a 10 días en la parte inferior de la nevera, que es la zona menos fría.
  • Si se quieren conservar más tiempo frescas, un buen truco es lavarlas, pero sin dejarlas en remojo. Después, sin secarlas, hay que envolverlas en bolsas de plástico perforadas y meterlas en la nevera.
  • Si se quieren congelar, se deberán hervir sólo unos 3 minutos, y una vez secas se pueden congelar.
  • Para minimizar la pérdida de minerales conviene emplear poca agua para la cocción.

En la cocina

Existen diversas maneras de preparar las judías verdes de manera que resulten saludables. He aquí algunas de ellas:

  • Como acompañamiento de platos salados, patatas, arroces o quiches, creando platos originales, que se alejan de las típicas judías hervidas con patatas. En verano, también pueden añadirse frías a ensaladas.
  • Al vapor: esta es la mejor manera de consumirlas, pues quedan tiernas pero crujientes y conservan todos sus nutrientes.
  • Hervidas.
  • Salteadas.
  • Fritas
  • A la parrilla.

Dieta de la Judías Verdes

Este es un régimen dietario pensado especialmente para todas aquellas personas que necesitan adelgazar en forma rápida algunos kilos que tienen de mas. Es un plan muy sencillo de realizar, esta basado principalmente en la ingesta de judías verdes. Si la realizas en forma estricta te permitirá adelgazar 1 kilo en 3 días.

Si estas decidida a poner en practica este régimen dietario tendrás que contar con un estado de salud sano, beber la mayor cantidad de agua posible a diario, saborizar tus infusiones con edulcorante y condimentar tus comidas con sal y una mínima cantidad de aceite de oliva. Deberás repetir el menú detallado a continuación todos los días que realices la dieta.

Menú diario:

Desayuno: 1 taza de té, café o mate cocido y 1 yogurt descremado con cereales.

Media mañana: 1 tostada de pan de salvado untada con aceite de oliva.

Almuerzo: 100g. de pollo o pescado, judías verdes y 1 naranja, pomelo o mandarina. Podrás comer la cantidad de judías verdes que desees.

Media tarde: 1 vaso de zumo de naranja o pomelo.

Merienda: 1 taza de té, café o mate cocido y 1 yogurt descremado con frutas.

Cena: 1 taza de sopa de acelga o zapallo, judías verdes y 1 kiwi, pera o manzana. Podrás comer la cantidad de judías verdes que desees.